Monthly Archivediciembre 2017

PorSermijefe

Miedo al fracaso

Descubre por qué unas personas se rinden y otras siguen hacia adelante

Vence el miedo al fracaso y comienza a triunfar en la vida y en todo lo que emprendas

El fracaso puede ser tu peor enemigo o tu mejor aliado. Creerás que hay un error en la anterior oración, sin embargo la perspectiva que tengas del fracaso determinará tu capacidad para vencer el miedo o tu inclinación a rendirte. Algunas personas se rinden ante el miedo, pero otras siguen adelante porque saben que un fracaso es más bien una razón para continuar y hacer las cosas diferentes.

A continuación vamos a darte unas claves para que puedas ser de las personas que siguen adelante ante los fracasos:

Debes rodearte de gente positiva

La gran diferencia entre los que se rinden y los que siguen adelante está en que los primeros se rodean de personas negativas, y los segundos tienen a su alrededor a gente que tienen una perspectiva más positiva de la vida, tú eres la mezcla de quienes te rodean, así que es hora de echarle un buen ojo a tu círculo íntimo de amistades.

La pregunta clave: ¿y qué tal si funciona?

El miedo suele ser un fantasma o más bien una ilusión oscura de lo que podría pasar si las cosas no funcionan. Algunos se paralizan ante la posibilidad del fracaso, pero no se detienen a preguntarse lo que pasaría si en vez de fracasar el intento da frutos. En realidad si lo que intentas hacer no funciona y fracasas, habrás aprendido una importante lección para hacerlo de otra manera.

         Céntrate en tus metas y objetivos

Cuando tienes tu enfoque en tus metas y objetivos eres indetenibles, sabes que la posibilidad de fracasar está latente pero no será la norma, porque tienes una determinación. Así que el miedo no te detendrá´. Esta es una gran diferencia entre los que se rinden y los que no. Pues los primeros no tienen claridad en lo que desean, así que no ven la importancia de seguir adelante, mientras los segundos están bien enfocados y lograrán avanzar.

Con estos tres tips verás cómo podrás cambiar tu vida al tener una mejor perspectiva del fracaso y no temerle, para así lograr cada meta que te propongas. Recuerda que en la constancia está el secreto. Sé constante, no te rindas, aliméntate de positivismo y enfócate en lo que deseas.

 

PorSermijefe

La importancia del Liderazgo Personal

La importancia del liderazgo personal

Dentro de todas las consideraciones que se hacen actualmente sobre los temas relacionados con el liderazgo, casi siempre nos conseguimos con un concepto muy particular y necesario: el de liderazgo personal. Pero… ¿A qué nos referimos cuando hablamos de liderazgo personal y, sobre todo, cuál es su importancia? ¡Descúbrelo en este artículo!

¿Qué es el liderazgo personal?

Primero lo primero: aclarar el concepto de liderazgo personal. Este se refiere a la capacidad que tiene una persona para motivarse y guiarse a sí misma en el logro de sus metas u objetivos.

Por supuesto, esta es quizás la forma más difícil de liderazgo, pues implica desarrollar toda una serie de habilidades que nos permitan conducirnos por el camino del proyecto de vida que nos hayamos trazado.

Esas habilidades que son requeridas para el liderazgo personal son muy diversas. Necesitamos, en principio, aclarar cuál es el rumbo que le queremos dar a nuestra vida y, a partir de ahí, practicar la asertividad en la toma de decisiones, desarrollar una fuerte autoestima y confianza en uno mismo, además de aprender a ser disciplinado y responsable.

Importancia del liderazgo personal

Es muy fácil entender la importancia que tiene tomar el control de nosotros mismos, tanto en lo personal como en lo social. Todos, en algún momento de nuestra vida, hemos dejado que otras personas, el contexto o las situaciones que nos rodean tomen decisiones por nosotros. El liderazgo personal es esa habilidad que puede liberarnos de las ideas impuestas y ponernos en camino a desarrollar nuestras propias metas.

En la medida en que más personas decidan firmemente cumplir sus propósitos y liderarse a sí mismos, el éxito individual repercutirá de manera provechosa en toda la sociedad.

Y es que todo buen líder primero tiene que ser capaz de encontrar el equilibrio y lograr conducirse a sí mismo en el desarrollo de sus objetivos. Sólo así será capaz de influir positivamente en otros.

¿Qué estás haciendo tú para ser tu propio líder? Recuerda que puedes compartir tus experiencias o dudas en la sección de comentarios.