Contacto

David Blanco

info@sermijefe.es
info@sermijefe.es

 

¿Qué es un Formador?

No es un papagayo que repite un manual o un perfecto lector de diapositivas (slides, como dicen los modernos). Un Formador es el que construye contenidos, narrador de una historia, que tiene un curso en la cabeza y lo plasma, que arriesga, un Formador es un Creador.

Consultor de Marketing & Liderazgo en sermijefe.es /Trabajando en TELCO Digital/ Conferenciante “Style 77” Sermijefe.es Técnico Superior en Coaching Ejecutivo y Empresarial (COANCO)

Creador, porque en definitiva tu curso se convierte en una criatura tuya, mejor o peor, pero es tu criatura.

¿Significa eso que a partir de ese momento te convertirás entonces en un papagayo y reproducirás repetitivamente hasta la saciedad lo que has creado?

En mi opinión no ¡Qué aburrido! Si haces eso te convertirás en soporífero y dejarás de amar lo que haces.

Un curso evoluciona, los alumnos te lo mejoran, para ello hay que estar abierto a aprender y a escucharlos, claro está.

Siempre he pensado que si impartes dos cursos igual uno de ellos lo estás impartiendo mal.

¿Por qué? Porque cambian los participantes, el contexto y, afortunadamente, uno cambia también, porque ejerce su propio liderazgo personal

Una formación no es un discurso para uno mismo, es un viaje compartido.

David Blanco Pérez

Aquí lo puedes comprar.

Confianza

El océano es un lugar anodino, lleno de tedio, en el que el tiempo

parece no transcurrir y otras veces avanza demasiado rápido.

 

La vida de Rafael era como casi todas las vidas de sus semejantes: un poco de comida, descanso,

entretenimiento, placeres lascivos, preocupaciones varias –incluso repetitivas- que,

curiosamente, casi nunca solían acontecer en realidad, vamos, lo normal.

Tenía en mente un proyecto desde hacía algún tiempo, era su ilusión pero

casi siempre encontraba alguna excusa más que justificada para no acometerlo.

 

En su mente rondaban ideas tales como: no me siento preparado,

no sé si tengo la capacitación suficiente, quizá no sea lo que la gente busca, no tengo tiempo,

tengo que definirlo bien, tengo que trabajar las ideas, darle forma y resto de subterfugios….

(Cuando hay tantos “tengo” algo suele fallar)

 




Suscríbete a sermijefe.es

Últimamente el mar andaba un poco revuelto, el agua era turbia,

el ambiente enrarecido y Rafael sentía que algo tenía que cambiar en su vida.

Como siempre su cerebro era presa de las dudas y compañero de los infinitos

atajos para no atreverse a emprender, de una vez por todas, su aspiración.

 

Una mañana de verano postrero notó que el oxígeno le faltaba, emergió hacia

la superficie y salió, increíblemente, del océano… del que hasta ese momento había sido

su océano. Sorprendido se percató de que todos estos años había vivido dentro

de una pecera y que había ido a parar al verdadero océano.

 

Era inmenso, desconocido, excitante, luminoso y aunque no podía atisbar el horizonte,

al fin se sintió seguro y lleno de confianza en sí mismo…

 

David Blanco Pérez

Aquí lo puedes comprar