Cómo gestionar un equipo conflictivo

Cómo gestionar un equipo conflictivo

Te traemos las claves para la resolución de conflictos

El liderazgo también significa saber engranar todas las piezas de tu equipo, descubre cómo hacerlo

Es importante reconocer que el liderazgo está íntimamente relacionado con la destreza de manejar equipos de trabajo. Sin embargo, esta no es una tarea fácil, ya que dentro de un equipo de trabajo hay personas con distintas características, con visiones diferentes, perspectivas que pueden ser opuestas y por supuesto personalidades muy variadas.

Un buen líder sabrá gestionar su equipo de trabajo de manera que todo pueda encajar como un gran engranaje que funciona a la perfección.

De manera que un líder es un gestor, o debemos corregir: un buen líder es un gestor. Incluso cuando se presentan situaciones conflictivas en el equipo de trabajo, un líder es capaz de solucionar y gestionar tales condiciones para que así se pueda seguir avanzando y los objetivos se cumplan.

Ahora bien, la gran pregunta es ¿de qué manera puede un líder gestionar un equipo conflictivo?

La respuesta te la tenemos en los siguientes pasos:

En primer lugar debes establecer la escena

Establecer la escena se trata de algo similar a una declaración de intención. Debes identificar el problema y comunicar directamente que se solucionará mediante la sana discusión y la negociación. De manera que no le des espacio en ninguna medida a la agresión o confrontación.

En segundo lugar reúne información

Debes escuchar a todas las partes involucradas en el conflicto, de manera que así podrás tener una idea bastante amplia de lo que puede en realidad estar causando el conflicto.

Lleva al equipo de trabajo a reconocer el problema

Cuando hay un conflicto por lo general el equipo de trabajo se centra en señalar culpables, esto es un grave error, ya que no suma a la solución. La principal idea es reconocer el problema, que todos puedan estar consciente de cuál es el verdadero problema y qué lo está causando.

Presente las posibles soluciones

No dejes que la discusión se vaya lejos, antes de que se pierda el enfoque durante la gestión y los miembros del equipo retrocedan al reconocer el problema, ten una serie de posibles soluciones para que centren su atención en ello y se pueda negociar la solución más favorable a todas las partes.

Con estos cuatro pasos habrás llegado al momento de la negociación y el problema quedará resuelto.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.