Categoría/ Hablar en Público

PorSermijefe

¿Qué es un Formador?

¿Qué es un Formador?

No es un papagayo que repite un manual o un perfecto lector de diapositivas (slides, como dicen los modernos). Un Formador es el que construye contenidos, narrador de una historia, que tiene un curso en la cabeza y lo plasma, que arriesga, un Formador es un Creador.

 

Consultor de Marketing & Liderazgo en sermijefe.es /Trabajando en TELCO Digital/ Conferenciante “Style 77” Sermijefe.es Técnico Superior en Coaching Ejecutivo y Empresarial (COANCO)

Creador, porque en definitiva tu curso se convierte en una criatura tuya, mejor o peor, pero es tu criatura.

¿Significa eso que a partir de ese momento te convertirás entonces en un papagayo y reproducirás repetitivamente hasta la saciedad lo que has creado?

En mi opinión no ¡Qué aburrido! Si haces eso te convertirás en soporífero y dejarás de amar lo que haces.

Un curso evoluciona, los alumnos te lo mejoran, para ello hay que estar abierto a aprender y a escucharlos, claro está.

Siempre he pensado que si impartes dos cursos igual uno de ellos lo estás impartiendo mal.

¿Por qué? Porque cambian los participantes, el contexto y, afortunadamente, uno cambia también…

Una formación no es un discurso para uno mismo, es un viaje compartido.

PorSermijefe

Liderazgo y Gestión de Equipos

 

Del 5 al 7 de Marzo de 2017, compartí con estas maravillosas personas un

Curso de Liderazgo y Gestión de Equipos en Sevilla para Telefónica.

Hablamos de Motivación, Reconocimiento, Visión Compartida y, por supuesto,

los Sombreros para la Empatía y la Inteligencia Emocional.

Terminamos de una manera un tanto original, porque junto a mi amigo Chimo Villena,

que también impartía otro curso en el mismo Centro, unimos sus alumnos y los míos

y finalizamos ambos cursos con una actividad conjunta…

PorSermijefe

Hablar en Público

 

Taller de “Hablar en Público” en Telefónica

 

Hablar en Público es una  asignatura pendiente, tal y como comentaba en su excelente libro, Manuel Campo Vidal, “¿Por qué los españoles comunicamos tan mal?

Salir a la pizarra, en nuestra infancia y adolescencia era sinónimo de castigo. A diferencia de otros países como Estados Unidos en el que se considera una excelente oportunidad.
El miedo escénico es una constante amenaza para nuestra atormentada mente en los días previos a una presentación.
Asaltan dudas tales como:
¿Seré capaz?, ¿me quedaré en blanco?, me van a criticar, no me siento preparado…
En estos 13 años que llevo, dedicándome a aprender y a formar a personas en este difícil arte, he conocido a seres muy capaces y preparados que “sabotean” su prestigio por sentirse “cual flan” ante una exposición en público.
¿Existe alguna solución?
Propongo 3 técnicas muy útiles:
@PNL (programación neurolingüistica) Es clave elaborar discursos mentales positivos y palabras de “autoaliento” tales como: soy capaz, lo voy a hacer bien, tengo derecho a estar nervioso, poco a poco iré aprendiendo…
Es importante “atrapar a las distorsiones cognitivas” que nos alejan de nuestro objetivo con palabras como: ¡Basta! Tranquilo, lo voy a hacer bien! estoy trabajando mucho y voy a tener mi recompensa!
@ Visualización.
Crea imágenes positivas en tu mente, viéndote a ti mismo haciendo la presentación, siendo felicitado al final de la misma y sintiéndote muy feliz por haberlo hecho.
Elige escenas felices de tu vida e insértalas a tu antojo cada vez que dichas distorsiones  aparezcan o los pensamientos negativos se quieran adueñar de tu destino.
@ Respiración Abdominal
Aunque es un tema extenso como para tratarlo en pocas palabras, cuando respiramos de este modo hipoventilamos y llega más oxígeno a nuestro cerebro. Conseguimos una reserva de aire en el abdomen que nos brinda una voz más segura, firme, enérgica y no entrecortada o nerviosa.
Está demostrado que incluso podemos hacer bajar nuestras pulsaciones.
Para concluir os quiero confesar el VERDADERO SECRETO para hacer una Presentación Excelente:
LA PREPARACIÓN!
Robert Aylant decía que:
“Cada minuto de exposición supone 1 hora de preparación”
Por lo tanto, Atrévete, prepárate, confía en ti mismo, piensa en tu audiencia, haz sus intereses tuyos y…
no dudes en contratar a un Asesor que te haga ganar en confianza y te ayude a elegir la palabra precisa en cada momento de tu discurso, el gesto adecuado, el tono eficaz en pro de tu crecimiento personal y de tu negocio.