¿El líder nace o se hace?

PorSermijefe

¿El líder nace o se hace?

¿El líder nace o se hace?

Muchas veces hablamos de los rasgos que debe tener un líder como cualidades natas, inherentes a su personalidad. Eso hace que la mayoría del tiempo la gente crea que el “don de liderazgo” es algo con lo que se nace. ¿Es cierto eso o sólo es un mito? Intentamos descubrirlo en este artículo que he preparado para ti.

Los líderes que nacen

Es verdad que hay personas que desde su más tierna infancia demuestran una cierta facilidad para asumir roles de líder. Estas personas normalmente presentan características muy particulares como un gran carisma, confianza en sí mismos y una capacidad casi natural para aprehender y manejar el contexto que los rodea.

Por supuesto, cualquier característica nata que poseamos hay que desarrollarla, hay que aprender a manejarla correctamente. Difícilmente las personas que no se ocupen de aprender a dominar sus capacidades puedan utilizarlas para conseguir el éxito. Pero, entonces, ¿eso significa que los líderes se hacen? Veamos.

Lo líderes que se hacen

Más allá de que haya personas con rasgos naturales de liderazgo, hay que tener siempre muy en cuenta que el liderazgo no es una habilidad natural. Invertir tiempo y esfuerzo en ser eso que queremos ser es lo que determinará nuestro éxito en la vida. Por supuesto, esto es completamente válido en el caso de los líderes.

Siempre que haya una adecuada motivación y formación, las capacidades de un buen líder pueden ser aprendidas; a la vez que esos rasgos naturales para el liderazgo presentes en algunas personas pueden ser maximizados y aprovechados cuando se tiene la actitud y la disposición necesaria para aprender.

Los líderes nacen y se hacen

Teniendo en cuenta todo lo anterior, podemos concluir que sí, efectivamente, hay líderes que nacen, en el sentido de que cuentan con un carisma natural. Pero, la gran mayoría de los líderes positivos, esos que son capaces de guiar hacia el éxito a una empresa o proyecto, son personas que se hacen, que se forman para el liderazgo.

Y es por eso que debemos recalcar la importancia de la formación y el aprendizaje: el verdadero líder, independientemente de que nazca o se haga, es esa persona que está constantemente adquiriendo conocimientos y promoviendo cambios positivos en él y en su equipo.

 

About the author

Sermijefe administrator

Deja un comentario