Lo dejo todo, me voy...

Lo dejo todo, me voy...

… a centrar en los aspectos positivos de cada situación a huir del victimismo, a pensar que, a pesar de los pesares, es el mejor momento para creer en mí y en los demás.

Creo en las personas, elijo no desconfiar, he llegado a la conclusión de que soy más feliz pensando así. Decido escuchar más, ser empático, decir las cosas con asertividad, respetando y respetándome.

Quiero centrarme en las soluciones en vez de regodearme en los problemas, disfruto estando junto a seres positivos, alegres, que me hacen reír y pasar momentos felices.

Aspiro a vivir cada instante como si fuera el último, necesito sentirme querido por los míos y por los que me aprecian y deseo   comerme el orgullo y pedir perdón cada vez que sea necesario.

 

Y, como vengo manteniendo durante toda la vida, amo el error,

me encanta equivocarme, jamás fracaso, siempre aprendo.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.