Recetas Anti Atención al Cliente

PorSermijefe

Recetas Anti Atención al Cliente

Recetas Anti Atención al Cliente:        
Tutear, sin que me lo pidan.

Tener poca paciencia.

  Interrumpir constantemente.
Querer llevar la razón.
No escuchar.
Pensar que ya sé lo que me va a decir.
Dar lecciones.
Ser condescendiente.
Utilizar jerga o tecnicismos.
Comenzar las frases con un NO.
Hablar en condicional.

Olvidar el nombre del Cliente.

No tomar notas.
Hablar rápido o lento…. según hable él.
Hablar constantemente.
No preguntar.
Dar por supuesto cosas.
Decir “Usted debería, usted tendría…
Utilizar imperativos.
Echarle la culpa a otro comercial u otro departamento.
No sentirnos parte de nuestra Organización.
Silencios prolongados.
Poner música sin pedir permiso previamente.
Dejar al cliente a la espera sin darle explicaciones.
No sonreír.

Dejarnos llevar por sus emociones.

No respirar abdominalmente.
Hablar con poca seguridad.
Titubear al ofrecer soluciones.
No realizar escucha activa.
Emitir juicios sobre lo que nos dice.
Ser poco flexible.
No mostrar entusiasmo.
Hablar de forma monótona.

Preguntar de manera que no lo parezca.

Autoresponderse.

Realizar varias preguntas a la vez.

No dar valor a lo que hacemos.

No pedir nunca disculpas.

No ponerme en su lugar.

Ser excesivamente escueto.

Responder a mi conveniencia en vez de lo que él me ha preguntado.

Abusar del disco roto…

Utilizar las fórmulas empáticas “entiendo y comprendo” con entonación fingida y mostrando falsedad.

No ser natural.

Parecer una máquina, en vez de una persona hablando con otra.

Decir: “qué le puedo decir”

Decir: “le vuelvo a repetir”

Decir: “no le puedo decir otra cosa”

Querer finalizar la conversación sin que él lo pretenda.

Suspirar cuando te cae un chaparrón (por parte del cliente)

Tomarse las cosas como algo personal.

Pedirle que se calme.

Pedirle que no grite.

O gritar más que él, para que nos oiga.

No escuchar hasta el final.

Tener prisa.

Falta de interés.

Olvidarme de que él es, en realidad, quien me paga mi nómina.

No agradecer su confianza.

Tras éste chaparrón toca reflexionar y convertir las frases en sentido positivo.

About the author

Sermijefe administrator

Deja un comentario