Tag Archiveequipo

PorSermijefe

El Líder Desmotivador

Ideas para desmotivar a nuestro Equipo:
No les escuches… … Haz todo lo posible por que te escuchen a ti.
Sé inflexible… … Ellos son los que se tienen que adaptar a ti
No les mires a los ojos… Tú sigue a lo tuyo..
No te preocupes por su futuro… Que lo hagan ellos, que cada cual se “busque la vida”
Evita el conflicto, y si surge que lo resuelvan ellos.
Recorta sus beneficios.
Si estás enfadado, muéstralo… es tu carácter…
Sé pesimista, preocúpate por todo… ser responsable es sinónimo de preocupación…
Conviértete en un experto creador de Estrés… que los que estén a tu alrededor lo sientan…
Ignora las necesidades de tu equipo… “es que la gente es muy caprichosa”…
Evita las reuniones individuales… Estás demasiado ocupado…
Comunícate por correo todo el tiempo…
Haz la crítica individual en público… “para que los demás se vayan aplicando el cuento”
Es preferible hacer una “crítica general” a todo el equipo en vez de reunirte individualmente con los que realmente son el objetivo de tu crítica. …los que lo hacen bien que no se den por aludidos…
Ahora también en Podcast:
PorSermijefe

Técnica de los 6 Sombreros para Pensar

 Metodología de los 6 Sombreros para pensar

 

En el año 1985 Edward de Bono publicó “Seis Sombreros para Pensar”.
En este libro plantea un concepto muy sencillo que permite al pensador
hacer las cosas de una en una, separar la emoción de la razón, la
creatividad de la información, el pensamiento crítico del positivo, etc.
Cada uno de los sombreros define un tipo de pensamiento.

 

Los 6 sombreros para pensar nos permiten dirigir nuestro pensamiento, igual
que un director de Orquesta guía a los músicos.
El principal valor del concepto de los seis sombreros para pensar es,
sencillamente, la comodidad para aplicarlo.

Éste método sirve de alternativa para el sistema tradicional de discusión,
que, raramente, era creativo o constructivo. Es un pensamiento paralelo,
todos miramos hacia la misma dirección.

Los sombreros son direcciones del pensamiento, no descripciones de lo
ocurrido. Son modos de comportamiento, no nos centramos en la
personalidad o en el carácter, nos centramos en la conducta.

Una de las grandes ventajas es que nos permite analizar un problema
desde todas sus facetas o desde distintas perspectivas y tiene una gran
ventaja: evitamos la discusión.

¡Nada más y nada menos!